HOME       VOLUNTEER OVERSEAS       BLOGS

Saturday, July 4, 2015

Un nuevo comienzo



Ha concluido mi primer cohorte. Cuando comencé a trabajar en el programa nunca pensé que terminaría con tan buenos recuerdos, tan lindas amistades y con la experiencia necesaria para cementar una pared.  

Desde que los voluntarios regresaron al Reino Unido y los cooperantes técnicos dejaron de trabajar en el programa, la oficina ha estado callada pero eso no significa que no ha habido mucho trabajo por realizar. Comenzamos con la reestructuración de nuestro proyecto y con los preparativos para recibir al cohorte 13. En este último periodo del programa ICS la modalidad del voluntariado se modificó y ahora se trabajará con la misma cantidad de voluntarios bolivianos que británicos (En Empoderando a la Niñez y Juventud tenemos a siete británicos y seis bolivianos).  

Con este equipo trabajaremos en los centros de Las Lomas San José, Santa María de Alpacoma, Niñas San Gabriel y comenzaremos a realizar sesiones piloto con los niños y jóvenes lustrabotas del Hormigón Armado, ésto en preparación al programa ICS II. Además, en este cohorte se preparará pan y se asistirá en las cocinas de los centros, se trabajará en huertos y se participará activamente en puntos comunitarios.  



La primera semana fue un tanto caótica pues había muchos preparativos  que hacer para la inducción al programa de todos los voluntarios británicos y bolivianos. Fue muy bueno conocer a los voluntarios del proyecto pero también un poco difícil manejar y organizar a un gran número de personas. Concluimos la primera semana con un evento de intercambio cultural  el sábado por la noche con las familias de acogida y el domingo a las 6 am fuimos al centro de Las Lomas a celebrar con los niños y jóvenes el año nuevo aymara 5523. En este evento recibimos los primeros rayos del sol, compartimos danza y música andina, aportamos con comida nutritiva y participamos en partidos de fútbol. Además, asistieron voluntarios no solo de Empo sino de otros proyectos lo que enriqueció la ocasión.  



Durante la segunda semana los voluntarios comenzaron a planificar sus primeras sesiones e iniciaron a entrar en su rutina de trabajo. Si bien algunas sesiones en los centros fueron irregulares por las vacaciones de invierno en los colegios, el trabajo físico que se realiza no es tan fácil como parece. Hubo un par de panes quemados y con formas irregulares pero he visto mucho entusiasmo y trabajo duro de parte de los voluntarios en la cocina, en los huertos y en los puntos comunitarios. La semana terminó el sábado con la participación del Servicio Internacional Británico – Bolivia en la marcha por el Orgullo Gay que se realizó en el centro de la ciudad. Nuevamente hubo mucho compromiso y predisposición de los voluntarios en el evento. 

En esta última semana, si bien las actividades siguen irregulares por las vacaciones de invierno, el equipo ha ganado cierto tipo de independencia en sus centros y se los ha notado mucho más confiados y cómodos. 

Espero que cuando el cohorte termine me vaya del programa con muchos más recuerdos, más amistades y con la experiencia necesaria para construir invernaderos o de hacer pan para 200 personas en dos horas. 

Cohorte 13, tomen esta oportunidad con ambas manos! 

No comments:

Post a Comment