HOME       VOLUNTEER OVERSEAS       BLOGS

Thursday, November 6, 2014

Volver a imaginar La Paz a través de las fotos: Exposición Niñas San Gabriel



Volver a imaginar La Paz a través de las fotos: Exposición de Fotos Niñas San Gabriel

Este post es una reflexión personal de Aleja Taddesse, sobre el trabajo de la Exposición Niñas San Gabriel Foto del Cohort 10.
La expectativa
La llegada a La Paz estaba llena de muchas expectativas. Para algunos de nosotros, éstas se relacionaban con lo que podíamos y no podíamos esperar de La Paz (por ejemplo, no esperábamos encontrar un paisaje con edificios altos y las trancaderas de la mañana, tampoco esperábamos encontrar nuestro chocolate favorito en los supermercados). Para mí, fue una sorpresa oír a mi familia de acogida hablando un inglés perfecto.
Después de cinco semanas, nuestras impresiones iniciales de La Paz y de Bolivia, se quedaron atrás. Llevamos casi un mes y medio en nuestro proyecto y  está totalmente claro que nuestro equipo está compuesto de personas apasionadas y motivadas. El equipo del Cohort 10 del proyecto Empoderando a la Niñez y Juventud consta de siete personas fantásticas (y a veces completamente opuestas): Pizus, Alejandro, María-Renee, Toni, Evan, Penélope y yo- Aleja. Cada uno de nosotros tiene muchas razones para estar aquí, pero ninguna mayor que el deseo de hacer juntos un impacto significativo: uno que pueda ser sostenible en el tiempo.
Trabajando Juntos
Era una perspectiva emocionante e intimidante poder conceptualizar y poner en práctica qué tipo de cambio esperamos lograr en estas 11 semanas y por supuesto, darle continuidad al trabajo de los cohorts anteriores. Nuestra primera tarea era finalizar con broche de oro el proyecto con el centro de Niñas San Gabriel. Este proyecto fue creado por el cohort 8, se realizó durante 6 meses y  se ganó un fondo de £200 para mostrar las fotografías que las niñas del centro de Niñas San Gabriel habían tomado.
(Nota: Niñas San Gabriel es una organización comunal que está asociado hace casi 20 años con ChildFund para proporcionar patrocinio y actividades extracurriculares a las niñas (y a algunos niños) desde los 3 hasta los 20 años de edad. Niñas San Gabriel tiene dos centros: uno en Villa Fátima y el otro, en Villa Copacabana. Penélope, Maria-Renee y yo trabajamos con cinco grupos en estos dos centros. Alejandro, Toni y Evan trabajan en otros dos centros asociados (Avance y Las Lomas). A pesar de que los niños en estos centros tienen que ser patrocinados por donantes individuales, los centros también permiten que los padres de los niños que no son patrocinados soliciten un lugar en el centro sin haber conseguido patrocinador).
El objetivo de la exposición, además de ser muy divertido, era permitir que las jóvenes en estos centros pudieran expresar su opinión a través de la fotografía en los aspectos importantes de La Paz, en este caso: "El Papel de la Mujer en la Comunidad".
Recuerdo que me preguntaba cómo alguien puede capturar en una fotografía algo que parece tan abstracto y subjetivo. Una vez más, las expectativas fueron muy grandes aunque sabíamos que teníamos que estar preparados para lo inesperado.
Al sentarnos a ver las fotos y decidir cuáles eran las mejores me di cuenta de que la exposición no sólo era acerca de las fotos sino que también era la voz de las niñas. El no saber mucho sobre fotografía no fue un obstáculo, como yo pensaba y ésto fue una sorpresa para mí y especialmente para los fotógrafos y los artistas del equipo.
Mientras estábamos viendo todas las fotos (una de una Cholita alejada de la cámara, otra de un niño mirando desoladamente a la cámara), me empecé a preguntar más acerca de las personas que estaban detrás de la cámara. ¿Por qué eligieron esta foto? ¿Cómo se sienten ellas al vivir en La Paz y ser mujeres jóvenes?
En cada etapa de este camino, me he dado cuenta del aporte que hemos tenido en algo que sin duda es más grande que nosotros. Nosotros hemos descubierto rápidamente que nuestras opiniones son tan diversas como nuestros orígenes pero yo creo que esto ha mejorado nuestras ideas y ha sido un reto para todos nosotros llegar a un consenso en la toma de decisiones. Desde la selección de las fotos hasta el diseño del lugar de exposición, nos vimos obligados a tomar decisiones en conjunto, como equipo que somos. A mi juicio, fue la excelente calidad y profundidad que las fotos mostraban las que nos ayudaron a tomar más fácilmente este tipo de decisiones.
Por supuesto, hubo metas concretas que debían cumplirse: La exposición pretendía recaudar dinero para una cámara digital para el centro de Niñas San Gabriel. Exitosamente, superamos nuestro objetivo inicial de recaudar 900 Bs en el día y eso fue gracias al gran trabajo que hicieron las niñas con sus fotografías.
Volver a imaginar La Paz
Es una sensación indescriptible presenciar tangiblemente el impacto que hemos tenido. El día de la exposición, las niñas y sus familias llegaron muy emocionadas y felices. El trabajo de seis meses era evidente y la emoción y entusiasmo también. Deseosos de obtener la opinión de otras personas, le preguntamos a una señora que había llegado sola. Ella había visto el cartel del evento, que había diseñado Evan y que junto a algunos de nosotros había pegado alrededor de la ciudad.
Sus palabras reflejaron mucho de lo que se había hecho en todo el día. Ella se quedó asombrada por la calidad y la composición de las fotos, y aún más estaba sorprendida al enterarse de que las niñas sólo tuvieron un taller de fotografía antes de tomar sus fotos.
Reflexioné sobre cómo las fotos habían desempeñado un papel importante en el cambio de mi percepción y me di cuenta de lo que puedo aprender de los demás cuando los obstáculos se dejan de lado.

Lejos de haber terminado nuestro trabajo con este proyecto, creo que la exposición ha sido una oportunidad para conocer quiénes hacen a La Paz una ciudad diferente: las voces, las niñas, los niños, las mujeres, los hombres y los colores y todo ésto será visto a través de las fotos y a través del tiempo, una y otra vez.

No comments:

Post a Comment