HOME       VOLUNTEER OVERSEAS       BLOGS

Thursday, November 20, 2014

La Motivación, la Felicidad y la Transformación de la Realidad

Foto tomada desde: http://www.creativityland.ca/wp-content/uploads/2011/09/motivation-and-happiness.jpg

Según la Real Academia Española, motivación es un ensayo mental preparatorio de una acción para animar o animarse a ejecutarla con interés y diligencia. Entonces, ¿cómo nos preparamos mentalmente para ejecutar una acción con interés? ¿Cómo transmitimos nuestra motivación?

El paso más importante para motivar a nuestros voluntarios, es estar motivados nosotros mismos y ésto significa creer en lo que estamos haciendo, entender el por qué lo estamos haciendo, saber que con nuestro trabajo estamos aportando un granito de arena (por ejemplo, hacer un mural sobre la puntualidad y el derecho a pensar libremente en el centro de Las Lomas) a hacer de éste un mundo mejor y lo más importante, es ser felices en lo que hacemos.

El segundo paso es trasmitir a nuestro equipo de voluntarios y cooperantes el compromiso, la responsabilidad, el profesionalismo y la voluntad que nosotros tenemos para con el proyecto y transmitir que dichas cualidades son también las que esperamos de ellos. Pasar todo un fin de semana trabajando hasta tarde preparando la exposición de fotos es un ejemplo del compromiso que nuestro equipo tiene.

A medida que pasa el tiempo se vuelve cada vez más importante tener nuestra motivación alta ya que van apareciendo obstáculos que no teníamos previstos, actividades que se cancelan, socios que no muestra interés alguno en un trabajo en conjunto, discusiones entre los equipos, diferentes tipos de personalidad de los voluntarios, enfermedades, el home sick, etc., etc.

Es por ésto que se vuelve muy importante la fortaleza, la seguridad y el compromiso que nosotros tenemos con nuestro proyecto y con el programa, la capacidad que tenemos de solucionar problemas, de manejar un grupo de manera coherente, de compartir y comunicar las distintas problemáticas que día a día van surgiendo con nuestro proyecto y, principalmente, ser los primeros en afrontar todas las dificultades que se den en el proyecto y ser los primeros en celebrar los logros realizados por nuestro equipo.

El último paso para mantener nuestra motivación y la de nuestro equipo es el trabajo en conjunto y sincero con nuestros pares, comunicando nuestras problemáticas, nuestros miedos y nuestras frustraciones para que en conjunto podamos llegar a una solución o una estrategia que sea viable para resolver una situación en específico, y es así que no nos sentimos solos y nos convertimos en un equipo unido, fuerte y capaz de hacer un trabajo de excelencia. Uno de los grandes problemas que teníamos como equipo era la puntualidad, todos nos empezamos a sentir molestos porque todas las reuniones empezaban tarde. Entonces decidimos, como equipo, tener multas: el/la que llegara tarde iba a comprar el desayuno del día siguiente para todo el equipo. Esta fue una muy buena solución porque después de un tiempo, las reuniones comenzaban a la hora estimada.

Mi motivación no sólo es saber que estamos dejando un resultado final tangible en nuestros proyectos (que estoy seguro en que éstos perdurarán durante largo tiempo, sé que los murales en los dos centros y el resultado de la exposición de fotos –dos cámaras para el centro de Niñas San Gabriel- lo harán) sino que principalmente mi motivación es saber que el equipo con el que trabajo está feliz y comprometido con lo que hacemos y ésto, me motiva aún más a seguir trabajando con la convicción de estar haciendo un cambio aunque sea mínimo en la realidad de nuestro país porque al fin y al cabo no podemos esperar que el mundo sea diferente si nosotros somos indiferentes.


Por último, quisiera terminar con un fragmento del escritor uruguayo Eduardo Galeano que personalmente creo que resume el porqué de nuestro trabajo: “Son cosas chiquitas. No acaban con la pobreza, no nos sacan del subdesarrollo…Pero quizá desencadenen la alegría de hacer, y la traduzcan en actos. Y al fin y al cabo, actuar sobre la realidad y cambiarla, aunque sea un poquito, es la única manera de probar que la realidad es transformable”.

Escrito por Alejandro Calderón

No comments:

Post a Comment